La Industria y la Logística 4.0: ¿un objetivo Real o Ciencia Ficción para la mayoría de las empresas españolas?

La Industria y la Logística 4.0: ¿un objetivo Real o Ciencia Ficción para la mayoría de las empresas españolas?

Primero, pongámonos en perspectiva. El término “Industria 4.0”, acuñado en el Salón de la Tecnología Industrial de la Feria de Hanover de 2011 (1), y que ya se identificaba como uno de los retos Industriales de nuestro siglo, está integrado en el vocabulario común del mundo empresarial en España.

También se hace eco de ello el Ministerio de Industria, Energía y Turismo como lo refleja en su página “Industria Conectada 4.0”

Incluso parecería que, con el afán de mostrar a la sociedad (Empresas y Ciudadanos) en general la importancia de este hecho, en el recientemente nombrado gabinete de gobierno de la nación (4/1/2016), se crea el “Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital”, sabiendo de la importancia que tiene la “Digitalización” para alcanzar los objetivos encuadrados en el término “Industria 4.0”.

El propio Ministerio de Industria enmarca la evolución de la industria con el incremento de la complejidad que se muestra en el gráfico de abajo.

  • 1.0: Invención de la máquina de vapor. Primer telar mecánico
  • 2.0: Producción en cadena. Energía eléctrica. Primera cadena de montaje
  • 3.0: Mayor nivel de automatización. Electrónica y Tecnologías de la Información
  • 4.0: Sistemas Ciber-físicos. Industria y Productos Inteligentes. Internet of Things (IoT) and Services. Hiperconectividad. Big Data. Impresión 3D. Robótica. Inteligencia Artificial.

Con esta representación, se pone de manifiesto el paradigma que recoge el término “Industria 4.0”, que no es otro que la digitalización de la información hasta los elementos físicos (Internet of Things).

Este paradigma nos hace visualizar la interconexión de productos, servicios, máquinas, fábricas, almacenes, vehículos, etc… entre sí para trabajar de forma integral, olvidando el funcionamiento de forma individual o autónoma.

Ya sabemos que algunas de nuestras empresas tienen un alto grado de digitalización, pero de una forma aislada y dentro de la propia compañía. El siguiente paso de ese paradigma se producirá cuando las tecnologías digitales ya implantadas (o por implantar) en la empresa, de forma integral, sean capaces de comunicarse con otras empresas dentro de cada Cadena de Valor, para que, de una forma colaborativa, permitan mejorar los productos, los procesos y los modelos de negocio.

Es por tanto predecible que la Industria 4.0 es una Oportunidad para incrementar la Competitividad de nuestras empresas en este mundo Globalizado.

Los usuarios y clientes finales cada día están más informados y demandan productos más particularizados, con una calidad contrastada y unos costes muy competitivos. El reto de las empresas es ser rápidos y flexibles para entender estas demandas de los clientes con la máxima velocidad, proporcionar esos productos y servicios al cliente que los demanda. Es conocido ya por todos que, en la actualidad, “no son las empresas grandes las que se comen a las pequeñas, sino que son las rápidas las que se comen a las lentas”.

En las jornadas que Siemens celebra para apoyar a las empresas españolas a implantar estas tecnologías y que se celebraron en Madrid el 27 de septiembre, se escucharon frases tan lapidarias como la de Enric Ticó, presidente de Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña: “La cuestión es clara: digitalización o muerte”

Pero como señalaba Miguel Rego, director general de Incibe (Instituto Nacional de Ciberseguridad) en esas mismas jornadas: “Sin la tecnología no podemos vivir, pero el uso de la tecnología debe tener una capa de ciberseguridad. La tecnología debe estar a salvo de cualquier vulnerabilidad”.

En un reciente estudio realizado por la Comisión Europea reflejado en el comunicado de prensa de 19-04-2016 (2), se pone de manifiesto que existen estimaciones que dicen que la digitalización de productos y servicios aportará a los ingresos de la industria más de 110.000 millones de EUR al año en Europa en los próximos 5 años.

En conjunto, los planes presentados por la CE ese día deberían movilizar unas inversiones públicas y privadas superiores a 50.000 millones de EUR en apoyo a la digitalización de la industria en ese periodo.

La CE propone la fijación de normas en 5 ámbitos prioritarios, que son los más decisivos y delicados: 5G, computación en la nube, internet de las cosas, tecnologías de datos y ciberseguridad.

Obviamente, la “Industria 4.0” requiere de una “Logística 4.0” que haga posible que esa competitividad alcance a todos los “actores” que intervienen en la Cadena de Suministros.

Es en este entorno de “Logística 4.0” donde se requiere la adopción de ese paradigma que comentábamos al inicio de este artículo donde todos los eslabones de la cadena estén integrados de forma colaborativa por medio de la digitalización de la información y de las cosas físicas (Internet of Things).

Un entorno donde la demanda real del cliente final sea capaz de captarse con aplicaciones basadas en la gestión de datos (big data) con algoritmos de pronóstico de demanda basados en la aplicación de la inteligencia artificial, que propongan planes de producción basados en la experiencia real de compra para cubrir esa demanda real sin incurrir en sobre producciones ni, consecuentemente sobrecostes, que reduzcan al mínimo los stocks de productos terminados, WIP, materias primas y de productos y materiales en tránsito, donde se optimicen las rutas y la localización de las mercancías con sistemas de geolocalización, etc…, alineando a clientes internos y proveedores en esa demanda real del cliente final, consiguiendo el Lean de las Cadenas de Valor en su máximo exponente, ganando en Competitividad, Eficiencia, Eficacia, Flexibilidad, Agilidad, Velocidad en toda la Cadena de Suministros con el único y principal objetivo de satisfacer a los clientes en su experiencia de compra.

Un entorno en el que la Empresa y la Cadena de Suministros sean capaces de proporcionar al cliente lo que quiere, con agilidad, con calidad y a precios competitivos; o yendo más allá, proporcionar lo que él mismo no sabe que quiere, pero que le encantaría comprar.

Sin embargo, nuestra propia experiencia en GlobalLean ®, confirmada con múltiples estudios realizados sobre la situación de la empresa española para abordar la Transformación Digital (3), nos dice que el 50% de las empresas españolas no están preparadas.

Pero yo iría aún más allá. ¿Cómo vamos a afrontar con éxito las exigencias de la cuarta revolución industrial “Industria 4.0”, si aún no hemos incorporado las mejores prácticas más elementales requeridas de la Cadena de Suministro Integrada?

Me estoy refiriendo a elementos y procesos tan básicos como:

  • Un Maestro de Artículos completo con la información de todas sus variables logísticas
  • Una estructura organizativa de la empresa que contemple las recomendaciones SCOR, donde, por ejemplo, el departamento de Compras esté integrado en La cadena de Suministro (fuera del ámbito de reporte de la dirección Financiera)
  • Inversión en SGA (WMS) para la gestión de almacenes con la información integrada a toda la cadena.
  • Implantaciones de procesos S&OP para la sincronización del Suministro/Fabricació
    n con la Demanda.
  • Implantación de la Mejora Continua (Lean Kaizen) para la mejora de los procesos y los productos.

….. y un largo etcétera que hace pensar que la “Logística 4.0” sea más una visión de “Ciencia Ficción” que una “Realidad” al alcance de nuestras empresas.

El mundo no se detiene, y la evolución de las Empresas es una constante en la adaptación competitiva a la supervivencia y a la presencia en el Mercado. La nueva revolución que supone la “Logística 4.0” abre aún más la brecha de la competitividad de La Empresa Española con el resto del mundo. Es crítico “no perder el tren” de la evolución y necesitamos movernos rápidamente: Debemos resolver nuestros problemas básicos de gestión y sobrepasar con eficiencia conceptos como Supply Chain, Integración, organización por Procesos o niveles de Calidad 6sigma. De lo contrario, seguiremos viviendo en la Empresa del siglo pasado y no estaremos en condiciones de competir en el futuro.

(1)    https://www.deutschland.de/es/topic/economia/globalizacion-comercio-mundial/industria-40-en-la-feria-de-hannover. Sitio digital ‘Deutschland', 7 de abril de 2014.

(2)    http://europa.eu/rapid/press-release_IP-16-1408_en.htm. Comunicado de Prensa de la Comisión Europea.

(3)    http://www.marketingdirecto.com/digital-general/digital/el-50-de-las-empresas-espanolas-no-esta-preparada-para-abordar-la-transformacion-digital. Artículo de marketingdirecto.com de 3 de noviembre de 2015.

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.